Macrobiótica: sobre la masticación

Mahatma Gandhi dijo: “Debéis masticar los líquidos y beber los sólidos”.

Se debe masticar cada bocado de comida, por lo menos, 50 veces. Si pretendéis asimilar la filosofía macrobiótica más rápidamente y alcanzar un patrón más elevado de salud lo más brevemente posible, masticad más veces. De 50 a 100 veces. Algunos alimentos, los granos especialmente, se vuelven más sabrosos cuando son bien masticados.

Por otro lado, cuando más se mastica la carne, tanto menos sabrosa es. El placer sensorial reside, en gran parte, la memorización de del olor y el jugo.

macrobiotica Macrobiótica: sobre la masticaciónLa comida que es realmente buena y necesaria para el cuerpo, es tanto más sabrosa cuando se pierde el hábito de devorarla en pedazos y se adquiere el hábito natural de masticar bien. Así es como encontrarás en los más simples alimentos, placeres que no abandonarás hasta el fin de la vida.

La digestión de los cereales y otros almidones empieza en la boca. Masticar bien es un ejercicio excelente muy importante, pues nos fuerza a prestar atención y tomar conciencia de aquello que se está haciendo; o sea, recordar que el acto de alimentación es vital y sagrado. Toda comida debe ser ingerida con gratitud, agradecimiento placentero y con el máximo de calma.

Durante millares de años el acto de nutrición en Oriente, fue considerado sagrado. En otros tiempos y en otros lugares, aun actualmente, los hombres todavía conservan esa actitud de gran respeto por su alimento. Algunos agricultores, que están más cerca de los elementos y del reino vegetal, sienten instintivamente el festín diario y dan al acto de la alimentación el respeto que se merece.

Sakurazawa Nyoiti (Georges Oshawa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − uno =